Construyendo sobre el éxito desde 1996
Precioso terreno interior de unas 300 ha, a minutos en coche de la playa. Enclavado en la ribera del Río Genal, este terreno, donde se localizaba antiguamente una plantación de naranjos, ofrece también unas ondulaciones naturales en el paisaje, lo que hace perfecto para un desarrollo imparable e ilimitado, que prevé la construcción de un hotel, campos de golf y cerca de 1.500 unidades residenciales. Las vistas más impresionantes pueden apreciarse desde este maravilloso entorno forestal. Los pueblos de Gaucín y Casares, completan un paraje natural excepcional. Los permisos parecen prometedores y se prevé obtenerlos en los próximos años.
UNA
INVERSIÓN
NATURAL